Blog de l'Arc Mediterrani

"Sa Talaieta Petita". Arc Mediterrani. Coordina: Antoni Ramis Caldentey. Psicòleg humanista i social.

Don Melcior Rosselló i Simonet, l'home, mestre, espos i pare

satalaieta | 23 Desembre, 2010 01:13

Aquesta és la història dels records, i els sentiments a ells associats, d'un home humanista, model d'home, fill de fills, pare de pares, germà de germans, mestre de mestres, director de directors, amic d'amics i un model d'humanitat, saviesa, cultura i bondat per a tots els homes i les dones de bona voluntat. Moltes gràcies, Don Melcior, pel vostre testimoni, les vostres paraules, el vostre exemple i la vostra amistat.

1 Unes breus notes biogràfiques:

El 27 de setembre de 1916 neix a Santa Maria del Camí sota el signe de Libra. Cursa el batxillerat en el col·legi "Cervantes" de Ciutat. Alumne de Mossen Antoni Pons i Pastor. Estudia la carrera de mestre segons el Pla Professional de la República a l'Escola Normal de Ciutat.

1932-1934: És membre actiu de la Federació Escolar Balear, adscrita a la Federación Universitaria Española, juntament amb Cèlia Viñas i Olivella, Pere Serra i Pastor... organitzen missions pedagògiques pels pobles amb recitals de poesia i música, representacions de teatre, etc.

1935, estiu. Assisteix com a alumne de practiques a la Colònia Escolar del Port de Felanitx -"allà m'hi vaig fer mestre”- amb Joan Capó i Valls de Padrinas, Josep Eyaralar i Almazán, Catalina Vives i Pieras, Carme Eyaralar i Vives, Miquel Briñón i Mercant, Gabriel Font i Frau, Pere Serra i Pastor...

1936, octubre 26. És nomenat mestre en pràctiques a l'Escola Graduada de Llevant, a Ciutat.

1939, setembre 11 . Pren possessió de l'Escola del Coll d'En Rabassa.

1942. Novembre 6. Torna, per oposició, a deumilistes a l'Escola Graduada de Llevant.

1955, març 25. Passa, per oposició, a l'Escola Annexa de Practiques de la Normal, en propietat i com a Regent, on continuà fins la seva jubilació. Professor de Prácticas de Enseñanza i de Caligrafia a l'Escola Normal.

1968, octubre 8. Ingressa en el Cos Especial de Directors de Col·legis Nacionals.

1974, gener 20. A instàncies de Baltasar Coll i Tomàs i prèvia  presentació dels mèrits li és atorgat el Premi dels Premis Ciutat de Palma 1.973

1979, desembre. Forma part del Consell de Redacció de Maina des de la seva fundació. 

1998 rep el premi Ramon Llull.

2010, 17 de desembre: mor a Palma, pocs dies abans del solstici d’hivern i Nadal.

Jaume Bover i Pujol a "Un mestre de mestres: Melcion Rosselló i Simonet. Nota Biogràfica": 
http://www.raco.cat/index.php/Maina/article/view/104175/163436

Revista Maina nº 3 (any 1981) amb molts d’articles referents a Don Melcior:
http://www.raco.cat/index.php/Maina/issue/view/8500/showToc  

2: Enllaços i documents relatius a Don Melcior Rosselló    

Melcior Rosselló Simonet al web Arc Mediterrani  
http://www.mallorcaweb.net/arc46/cultura/conversesambdonmelcior.html 

Melcior Rosselló Simonet al blog Arc Mediterrani
Les converses en format issuu

Revista Maina nº 3 (any 1981) amb molts d’articles referents a Don Melcior:
http://www.raco.cat/index.php/Maina/issue/view/8500/showToc

Artícles de la revista Maina nº 3:

Jaume Bover i Pujol a "Un mestre de mestres: Melcion Rosselló i Simonet. Nota Biogràfica": 
http://www.raco.cat/index.php/Maina/article/view/104175/163436

Evocació de Melcion Roselló i Simonet. Miquel Briñón i Mercant

Melcion Rosselló, professor de practiques. Rubén Victor Rial i Planas 
http://www.raco.cat/index.php/Maina/article/view/104173/148361

Teoría y praxis educativa. Bartolomé Rotger Amengual
http://www.raco.cat/index.php/Maina/article/view/104174/148362

L’Escola Normal i la Colonia Escolar de Porto Colom (1935). Jaume Oliver
http://www.raco.cat/index.php/Maina/article/view/104182/148370

Melcion Rosselló Simonet, l'home. Joan Martorell Trobat

Obituari. Blog del Consell Escolar de les Illes Balears
http://ceibcaib.blogspot.com/2010/12/don-melcion-rossello-ha-mort.html 

Obituari. Diario Ultima Hora
http://balearweb.net/ceib/mrs/mrs.pdf 

.......................................

Comentaris

Don Melcior

Jesús García Marín | 23/12/2010, 09:10

Estupendo, el artículo recordatorio dedicado a nuestro querido don Melcior. Ya conocía tus trabajos al respecto, así como los del amic Jaume Bover Pujol.
No sé si conoces el artículo que publique en Última Hora, en mi columna de los domingos, Parada de Postas, titulado: El coleccionista de ex libris, está dedicado a don Melcior y a don Pedro Cerdá.
-El coleccionista de ex libris, 21 de noviembre de 2010.
Todos los que estudiaron conmigo en la Aneja apreciábamos y admirábamos mucho a don Melcior.
Gracias por recordarlo.

EL COLECCIONISTA DE EX LIBRIS

Jesús García Marín | 23/12/2010, 10:56

De los 9 a los 14 años mi hermano mellizo, Pedro, y yo íbamos a la Aneja, el colegio prácticas de la Escuela de Magisterio de Palma. Además de estatal y gratis era uno de los mejores colegios de España. Allí tuve maestros extraordinarios y una calidad de enseñanza que no volvería a encontrar jamás y que, desgraciadamente, hoy ya no se da, ni volverá a darse. En la Aneja tuve el honor de ser alumno de don Melcior Rosselló i Simonet, don Pedro Cerdá Valenzuela y don Antoni Guillem Campins. Tres de las personas más cabales, intregras, honestas e inteligentes que he conocido. Don Melcior –un colegio de Santa Maria lleva actualmente su nombre— es el autor de los mapas a escala de aquella enciclopedia hoy legendaria, “Rutas escondidas de Mallorca” que escribió otro sabio, don Jesús García Pastor. Otro libro de don Melchor clásico y genial son sus “50 dictados preparados” editado varias veces. Don Melcior era el director del colegio y un gran pedagogo. Cada día un alumno de las clases superiores estaba de turno y su función era ayudarle en la pequeña imprenta del colegio o en los cuidados del jardín, o ayudar a sembrar un árbol o lo que sirviera para la educación práctica del discente.
Don Pedro, no se quedaba a la zaga, lo suyo eran sobre todo los números y nos dejó unos magníficos “Cuadernos de Cálculo” que se imprimían y tal vez se sigan editando en la imprenta La Palmesana y en los que planteaba lúcidos problemas de matemáticas. Sus Cuadernos, valga la redundancia, se podían encuadernar en dos volúmenes, uno con los problemas y otro con las soluciones de los mismos. Les voy a dar un consejo: si tienen hijos entre 9 y 14 años busquen esos cuadernos porque con ellos, se lo aseguro, aprenderán Matemáticas y sobre todo sus hijos aprenderán a razonar no sólo con los números sino también con la lógica. Una de las aficiones de mi añorado don Pedro era coleccionar ex libris (un grabado-hojita que incluye el nombre del propietario del libro y que se pega al mismo como marca de propiedad; muchos de ellos son obras de arte). ¿En qué colegio de nuestro país se hace hoy un concurso de ex libris entre los alumnos?, pues en ninguno; o sea, un concurso en el que el alumno dibuja un ex libris y sale elegido el mejor.
Don Pedro nos enseñaba su alucinante colección de ex libris formada comprando o cambiando piezas con otros muchos coleccionistas, ¿dónde estará esa joya, ese patrimonio, que fue poco a poco construyendo don Pedro y por el que cualquier biblioteca o bibliófilo importante del mundo daría un potosí? Escribió también don Pedro lo que es ya un tesoro bibliográfico: “La navegación y la pesca”, materia en la que también era un especialista y de hecho dio clases náuticas en el Port de Sóller. Por su parte don Melchor tampoco se quedaba atrás, nos daba placas de linóleo y un buril hecho con varillas de paraguas para que trazáramos casi a hueco grabado un dibujo, porque la felicitación de Navidad del colegio salía imprimiendo la mencionada plancha de linóleo. ¡Qué calidades la de aquellos maestros y qué admiración la de aquellos alumnos hacia sus docentes!, admiración que ha ido creciendo con el paso de los años, ¡qué diferencia con la degradación de los colegios actuales! Tanto rollo con la educación para la ciudadanía, a nosotros ya nos inculcaron —tal vez equivocándose teniendo en cuenta los tiempos que corren— que lo principal es ser una buena persona.
Tanto don Pedro como don Melchor fueron maestros de otros muchos maestros pues en la parte alta de la escuela estaba, repetimos, Magisterio. Don Antoni nos enseñaba inglés, era en sus ratos libres guía turístico y nos encandilaba con escenas de la Historia de Mallorca mucho antes de que la misma se pusiera de moda. Don Antoni, don Pedro, don Melcior gracias por haber enseñado a tantas generaciones de mallorquines, por vuestra integridad y honestidad, por despertar nuestras conciencias a un mundo que, pasados los años, ya no comprendemos. Bueno, lo comprendemos cuando volvemos la mirada hacia aquellos nuestros tan queridos maestros de la Aneja.

TOPOFILIA: Jardín de la Aneja, plantando un pino con don Melcior. Ya universitario, en el Baratillo, buscando libros viejos con don Melchor, Jaume Bover y don Baltasar Coll. De excursión con don Antoni por Mallorca. Visitando a don Melcior en la calle Vivero, cerca del colegio de Santa Isabel.
Publicado en Última Hora.

Muchas gracias

Antoni Ramis Caldentey | 28/12/2010, 00:08

Muchas gracias por tus dos comentarios que, en realidad, son dos estupendos artículos. Don Melcior era muy amigo de Jesús García Pastor, con quien hizo muchísimas excursiones. ¿Tienes algo que ver tú con él? Lo digo por que tienes el mismo nombre y primer apellido. Yo fui alumno de Don Melcior en la Normal. Mis hijos fueron alumnos de la Aneja, pero ya después de la jubilación de Don Melcior. También fui compañero de bachiller de un hijo de Jesús Garcia Pastor: Jesús García Sevilla. Efectivamente, don Melcior, como educador ha sido único y extraordinario. Gracias y un saludo.

Don Jesús

jesus garcia marin | 28/12/2010, 15:26

No tengo nada que ver con don Jesús genealogicamente HABLANDO. Si lo conocí, estupendo helenista y me dejó investigar casi a placer en el fondo de manuscritos de la Casa de Cultura. Tengo un gran recuerdo de don Jesús.
Un abrazo Antoni

Art DIARIO DE MALLORCA

Jesús García Marín | 17/01/2011, 09:57

Estimado Antoni, veo en internet que en diciembre de 2010 se publicó el siguiente artículo de Rubén Rial sobre don Melcior. Saludos, Jesús. El artículo es el siguiente:
--------------

RUBÉN RIAL Aquella tarde sumé todas las notas que había obtenido con mis láminas de Caligrafía, hice el promedio y lo multipliqué por dos. Hice lo mismo con las notas de teoría. El resultado lo sumé a la nota de las láminas y todo lo dividí por tres. Me acerque a la mesa del profesor y le enseñé el resultado: 5.19. Al verlo, aquel hombre murmuró, más bien para si –…sembla que encara aprovaràn més dels que jo pensava…
Aquel profesor era don Melcior Rosselló Simonet, el regente de la Escuela Aneja a la Normal de Palma. El año, era el 1960 y yo era –para don Melcior– "el hombre de la mala letra". Era una época triste en la que las personas y las ideas estaban encerradas en la cárcel mental del nacional catolicismo. Yo era uno de los muchachos que, probablemente a falta de algo mejor, se había matriculado para intentar ser maestro y estaba allí, con cerca de treinta compañeros encerrados en la prisión de las ideas, componiendo la nota final de una asignatura en un mundo pequeño, sin ni siquiera sospechar que al otro lado de las barreras había algo más.
Digo mal. Porque–unas pocas horas a la semana– teníamos un verdadero maestro con el que conseguíamos escapar de aquellas cárceles. Era don Melcior. No recuerdo cuantas asignaturas tenía cada uno de los tres cursos que recorrimos hasta conseguir el Título de Maestro de Primera Enseñanza. No, no lo recuerdo, porque todas aquellas asignaturas de inmediato quedaron olvidadas, envueltas en la niebla gris del aburrimiento inútil. Lo que sí recuerdo bien era lo corta que se hacía la hora y media que duraba cada clase cuando el profesor era don Melcior. El único de todos aquellos profesores que consiguió introducir en nuestras cabezas el significado de la educación. Nos daba clases de Caligrafía –ya lo dije al principio– pero, mucho más importante, dirigía nuestras prácticas de enseñanza.
De aquel tiempo y de aquella escuela sólo me quedan anécdotas, casi todas asociadas a los más lunáticos de los profesores que supuestamente nos enseñaban algo. Pero si en mí quedó algo serio, si medianamente conseguí ser un Maestro, fue gracias a don Melcior. Él fue una estrella de brillo único en un erial de adocenamiento. Mi letra no mejoró mucho, pero a él y a su ejemplo debo lo poco de bueno que he podido hacer en los años que llevo enseñando.
Pero don Melcior fue mucho más, porque no fui el único cuya vida quedó marcada por sus enseñanzas. Entre 1955 y 1981, don Melcior fue el maestro, de veintiséis promociones de maestros. Quizás un millar de personas que a su vez tuvieron en sus manos, durante más de cincuenta años, la educación de decenas de millares de niños mallorquines. Hasta el punto que debe ser muy difícil encontrar una persona en nuestra isla cuya educación no deba mucho –o todo– a don Melcior.
Por alguna razón misteriosa, todos tenemos que morir algún día. Hoy me llegó la noticia de la muerte de don Melcior y, pensando en su trabajo y en su vida, puedo decir una cosa hermosa: dejó un mundo mejor que el que encontró. Derramó una semilla que ha hecho que varias generaciones de seres humanos sean mejores personas y mejores ciudadanos. Y la influencia de don Melcior se expande, no desaparece. Cada uno de sus alumnos hizo mejores personas de los niños que tuvo en su aula y cada uno de estos niños hace mejores a sus hijos y a sus vecinos. La ola se expande más y más.
Decían los antiguos que una persona no moría mientras alguien recordaba su nombre. Muchos recordaremos el nombre de don Melcior, pero muchos otros habrá que nunca sabrán quien fue. Y sin embargo, habrán obtenido un beneficio enorme del paso de este gran maestro por el mundo. Su obra permanecerá.

Recuerdos de mi hoy

Carlos Sullivan Estarellas | 25/04/2011, 19:39

No hya palabras para describir lo que hoy siento, al leer los textos expuestos por antiguos alumnos de nuestra ANEJA.
Recuerdo a D. Melchor, como un hombre serio, justo y amable. Al igual que a otros profesores que en su momento nos prepararon a los muchachos de aquella epoca para salir al "mundo exterior".
Don Pedro Cerda, D. Pedro Deya, D. Antonio Guillem, D. Sebastian Barcelo, Doña Maria y Doña Francisca, D. Bernardo... Todos ellos en mi memoria.
Me parece oir el timbre que anunciaba el acceso al centro.
Cuanto de bueno hay entre aquellas paredes.
Como bien dice Jesus Garcia (quien no se si se acordara de mi). No podria existir colegio mejor en España.
Puede parecer extraño, pero las lagrimas me cubren los ojos.
Si se me permite un consejo a los alumnos del centro:
"absorver lo bueno del pasado que en vuestro alrededor del centro hay"
Recuerdo que un puñado de hojas en la hora del recreo era un caramelo de premio, el ir a recoger la leche a media tarde, los dia de guardia, los amigos de la infancia...pero sobre todo soy lo que soy por mi familia y por la ayuda que me brindaron los profesores citados. Un abrazo, qu en mi corazon estais todos

Para Carlos Sullivan

Jesús García Marín | 08/05/2011, 10:57

Pues claro que te recuerdo, querido amigo, y con mucho cariño: una gan persona, tú.
Se me cuide
A veces me ecribe don Sebastián a quien también recuerdo con mucho cariño; también recuerdo las clases estupendas de Paco Saez y toda la Aneja: un paraíso.

Jesus

Carlos Sullivan | 24/12/2011, 22:47

Han pasado tantos años. Tantos que los dedos de las manos no me bastan para contarlos.
Pero en realidad solo han pasado unas hojas de calendario. Nada mas que eso.
Jesus, Pedro.
Un abrazo de todo corazon.
Amigos mios, de aquellos partidos de minibasquet, de recreos mil, de cien juegos...
de mi vida. Aqui estoy para cuando lo creis oportuno.
Saludos

ANEJA NORMAL EN PIE, MUCHACHOS EN FORMACION.........

Pau Más Rexach | 18/01/2013, 16:14

Todos vuestros comentarios son ciertos y quizas habeis quedado cortos. Todo lo que he conseguido en la vida ha sido gracias a las enseñanzas y valores de todos estos magnificos maestros. (tambien D. Gaspar y D, Alberto).
Estuve en la Aneja Normal (Via Alemania), en la clase de D.Pedro Deyá los cursos 62/63, 63/64 y 64/65, esta última en el Edificio nuevo de la carretera de Soller.
Si alguno de los antiguos alumnos me recuerda me gustaria tener contacto.

MI ESCUELA

Carlos Sullivan | 17/06/2013, 18:14

Jesús.
Dices que Don Sebastián te escribe a menudo. Me gustaría contactar con el.
Desearía saber si esta interesado en vernos un rato pasado el verano. Tomando un café para poder recordar aquellos tiempos.
Sr. Pau. no le recuerdo, mis primeras clases fueron en el año 67-68. Peor naturalmente que me acuerdo de D. Pedro.

Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb